Follow by Email

lunes, 20 de junio de 2011

RASGOS DESEABLES DEL PERFIL DE EGRESO

Reformas educativas: mitos y realidades

"El Programa 2001-2006 pretende guardar un delicado equilibrio entre continuidad y cambio en relación con las políticas seguidas por las autoridades del sistema educativo durante los dos períodos anteriores de la administración federal, los sexenios de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, de 1989 al 2000. La razón de que se busque esa postura intermedia es doble: por una parte, se debe al reconocimiento de que, al lado de limitaciones y fallas claras, las políticas previas tuvieron también aciertos importantes que deben conservarse; por otra parte, la prudencia a que obliga el reconocimiento de la complejidad de los cambios educativos de que trata el quinto apartado del punto 2 de la Primera Parte (Cfr. SEP, 2001: 52-55).
Al comenzar la Segunda Parte, el Programa Nacional de Educación 2001-2006 hace una reflexión explícita sobre el tema del cambio y la continuidad, a partir de tres citas textuales del Plan Nacional de Desarrollo que muestran la presencia de la tensión en el documento base de las políticas públicas del gobierno de Vicente Fox:
El Plan Nacional de Desarrollo afirma que, para alcanzar sus grandes propósitos, se necesitan acciones capaces de transformar radicalmente los esquemas tradicionales de gestión, y añade que no se trata de un proceso de mejora gradual y paulatina, sino de generar rápidamente los cambios profundos que nos permitan recuperar el tiempo perdido y la capacidad de respuesta para atender con prontitud y eficacia las necesidades de la sociedad.
Sin embargo, el Plan Nacional precisa después que, no obstante la urgencia evidente del cambio, el reto de forjar un buen gobierno no es una tarea que pueda realizarse por decreto o atendiendo a una tendencia mundial, sino que demanda un trabajo serio y persistente, y, al referirse específicamente a la educación, el Plan apunta que:
Lograr que el sistema educativo nacional pase de la situación prevaleciente a la descrita no es sencillo ni puede lograrse en poco tiempo. Una administración federal comprometida no es suficiente, es necesario el esfuerzo sostenido de toda la sociedad. Los cambios deben darse progresiva pero firmemente, con base en programas de trabajo que comprometan a todos los niveles de gobierno y a todos los actores del sistema; es decir, con programas que involucren a toda la población. Iniciar este proceso es el objetivo medular de la acción gubernamental (SEP, 2001: 83-84).
Esta tensión entre cambio y continuidad parece una clave fundamental para analizar el discurso en que se plasman oficialmente las nuevas políticas educativas nacionales del gobierno mexicano."
 deseas mas informacion visita la siguiente pagina

domingo, 5 de junio de 2011

SER MAESTRO ESTUDIO SOBRE EL TRABAJO DOCENTE

*El aula cerrada
Ha sido considerada un santuario del maestro, contra la inferencia de administradores, padres y colegas en los asuntos propios del salón de clases, y como un “margen estructural” en la organización burocrática  de la escuela que intensifica las aspiraciones del maestro a una autonomía profesional. El aula cerrada, bajo esta visión, protege al maestro de incursiones a su autonomía y proporciona un mayor grado de libertad, de lo que seria posible con otros arreglos, permitiendo mayor elección  y discreción profesional dentro del proceso de la enseñanza.

No esta completamente asilada de las circunstancias sociales en las que se encuentra situada, influyen en e orden del salón también las actitudes de los participantes, provenientes de sus experiencias en otras esferas de la vida social.

*El problema del ruido
Los mostros hábiles ya saben que le ruido plantea un problema para su actividad rutinaria y adoptan medidas para mantener el ruido dentro de lo que ellos consideran un limite aceptable. El ruido entorpece la enseñanza por parte del maestro y la concentración del alumno y, por lo tanto, obstaculiza el proceso de aprendizaje. Al establecer activamente un ambiente de silencio, pueden reducir uno de, los muchos aspectos fatigantes de su trabajo.



TODO POR HACER

Se encontró que existen cuatro tipos de comportamiento sobre la observancia de la normatividad escolar por parte de los alumnos: cumplimiento por convicción, cumplimiento por coerción, simulación de cumplimiento e incumplimiento.
Los alumnos de uno y otro sexo de la escuela estudiadas no están reñidos con la normatividad escolar, las ideas manifestadas por los alumnos torno de la disciplina se relacionan con elementos éticos, de orden, de respeto, a los mayores y a iguales así como criterios de utilidad para tener mejores relaciones interpersonales, ya que los modales que le asignan a la disciplina, como hablar correctamente, temer hábitos de limpieza, saludar al entrar o al salir de algún lugar, entre otros les posibilitan para tener o mejorar  estas relaciones.

Consideran que la disciplina no es exclusiva de un ámbito en particular sino que esta presente en todos los escenarios en los que se desenvuelven. La mayoría de los estudiantes no cuestiona la existencia de las normas escolares pues ellos están convencidos de las necesidades de la misma y las cumplen.

Tampoco objetaron las jerarquías escolares existentes, las ubicaron con claridad y reconocieron el poder y la autoridad de os directivos en el plantel. En la escuela como institución, tenemos los siguientes comportamientos:
Alumnas: su desacuerdo con relación al usa del uniforme se centran en especial en tres aspectos: su necesidad para trabajar con comodidad la cual se presenta en todos los años escolares y en todas las escuelas; su interés de vestir a la moda  y parecer de mayor edad básicamente en las escuelas mixtas en los terceros años y algunas pocas de segundo, tercera, por querer ocultar su nuevo cuerpo , situación que se observo sobre todo, en los planes mixtos, en los primeros años y en algunos estudiantes de segundo.

Alumnas: el desacuerdo se centra en querer estar a la moda con el cabello largo y uso – en algunos casos- de aretes. El cumplimiento por coerción se presenta en todos los niveles, la simulación de cumplimiento se da en los segundos años y los menos en los terceros, mientras que el incumplimiento  es mayor en os segundos y poco se presenta en los terceros grados.

*Patios y pasillos

En este espacio escolar se reúnen alumnos de uno y de otro sexo quienes están de acuerdo con las normas impuestas en esta área de la escuela; las razones de convencimiento son 1) la conciencia que van adquiriendo ante los riesgos a los que están expuestos y a comenzar así a tomar responsabilidad de si mismos. 2) cumplir con aquellas normas que están relacionadas con las normas de moralidad.
Por coerción ¡se presentaron casos en alumnos de todos los años ante la norma que prohíbe corre en patios y pasillos. En cuanto a las luchas y futbol se dieron casos de simulación  e incumplimiento de alumnos, en raras ocasiones se registraban pleitos y como prueba de ello que es durante el año se reporto solo uno en una de las escuelas trabajadas.

*Salón de clases
La observancia de la normatividad en el salón de clases esta relacionada con el tipo de maestro, el grado escolar y la clase de trabajo a realizar. En este ámbito si se presenta la negociación de ellas, de acuerdo con el trabajo y el profesor.
Los maestros con problemas disciplinarios son los de tipo anárquico y, en algunas ocasiones, los de corte democrático., quizá debido a que la educación en general esta asada en el autoritarismo y no en la observancia de las normas por consenso. Apelando a la conciencia y a la responsabilidad para una mejor convivencia social. 

ALGUNOS SIGNIFICADOS DE LA ESCUELA PARA LOS ESTUDIANTES

Para muchos, llegar hasta este nivel educativo ha representado un esfuerzo y además su permanencia significa un costo económico para sus padres. Los significados que construyen sobre su paso por la secundaria expresan las valoraciones culturales de su entorno: la escuela es la posibilidad de trascender el nivel de vida que actualmente tienen; estudiar la secundaria es el camino de la superación, el requisito para estudiar una carrera, conseguir un empleo o , como afirman muchos de ellos “ser alguien en la vida “. Esta última frase es recurrente en las entrevistas, expresa la valoración que tienen de la educación, constituye el discurso paterno apropiado que los insta a superarse para ser algo diferente a sus padres. En ese sentido, la escuela secundaria es para ellos un valor en si mismo, es el paso necesario para remontar su marginalidad y obtener el documento que les permite continuar su escolaridad para ser “alguien” es el profesionista, el que sabe, el que estudio la secundaria para continuar sus estudios,  aunque estos sean solo los de una “carrera corta” o el que por sus estudios puede conseguir un buen trabajo.


*las exigencias de los estudiantes
Los alumnos también tienen exigencias vinculadas a sus expectativas sobre lo que la escuela debe ofrecerles y es en el grupo donde las manifiestan, aun con toda la heterogeneidad que este tiene. La primera de ellas es el trabajo del maestro, pues si ellos van a la escuela a aprender, consideran que el maestro debe enseñar. En contradicción con lo que piensan muchos maestros los alumnos afirman que no les gusta estar en clase “sin hacer nada”, califican en trabajo de sus maestros: “algunos no enseñan porque les gusta, sino porque lo tienen que hacer” e incluso sus actitudes “entra tarde o falta muchas veces y les gusta perder el tiempo para no dar clase”. Aceptan la actitud exigente del maestro siempre y cuando los consideren eficientes y trabajadores y se oponen a las exigencias que les hacen aquellos poco comprometidos con su trabajo

LA VIDA DE LOS ADOLESCENTES EN LA ESCUELA SECUNDARIA: UNA APROXIMACION DESDE LO CONTIDIANO

MATEMATICAS
“… el maestro sigue dictando y ya todos escriben. No debe haber ruido en el salón, el maestro interroga: ¿Otra vez platicando? Después corrige a una alumna la forma de sentarse.
El alumno de mi derecha, que se encuentra en la parte de atrás, juega con un pedazo de tela.
Cuando el maestro hace una pregunta sobre lo escrito en el pizarrón y alguien contesta con sus propias palaras, el interrumpe y termina de explicar con palabras técnicas.
No se si están atentos o no entienden lo que ice, ya que algunos contesta y otros miran el pizarrón; una chica se muerde las uñas parece aburrida.
Dos alumnos juegan pasándose un zapato. Mientras el maestro da la espalda, hacen señas, se ríen; cuando aquel se dirige al grupo, ellos rápidamente se incorporan y copian lo escrito en el pizarrón.
Enseguida resuelven los ejercicios, parecen animados, varios levantan la mano después de un tiempo.
Suena el timbre. Los que no levantaron la mano ya ha guardado sus cosas; quienes si lo hicieron siguen atentos. Entre tanta inquietud, el maestro apresura la resolución del ejercicios, pero luego los sermones. Parece que los alumnos esta molestos. Uno de ellos dice en voz baja: ¡Ya váyase!

LA DISCIPLINA ESCOLAR

Contenidos
*Características de la situación del aula
Es evidente que en gran medida, las estrategias que utilizaban los profesores para controlar la dinámica de sus clases venían determinadas por la influencia del contexto en que trabajaba, y ello tenían que ver tanto con la situación concreta del aula con el esquema organizativo de los centros donde se empleaban tales estrategias.
La situación del aula es una característica controladora de la conducta, y de ello se sigue que la forma que un profesor tenga de dirigir el contexto del aula puede ser un elemento que actué de forma determinante sobre la conducta conflictiva.
1.       Las aulas son lugares de mucha actividad
Para los alumnos que están en un medio de tanta actividad es evidente que la cantidad de atención que el profesor presta a cada uno de ellos a lo largo del día se reduce en la práctica a uso cuantos minutos y probablemente con frecuentes interrupciones.

2.       Las aulas son lugares públicos
En primer lugar en el sentido general de que son muchas las personas que tienen una opinión formada sobre ellas y sobre como deberían funcionar. En segundo lugar, las aulas son públicas en cuanto a que normalmente la conducta del alumno y del profesor la pueden observar el resto de las personas allí presentes, los alumnos se sienten examinados públicamente, tanto por su trabajo como por su conducta.

3.       Lo que ocurre en la escuela tiene un carácter pluridimensional
Esta afirmación nos recuerda que cada uno de los miembros de una clase se mueve por muy diversos objetivos, intereses y metas. Para el profesor, esto implica que ha de hacer frente a hechos que tienen muy distintas dimensiones: conocer la materia, evaluar a los alumnos, dirigir grupos, dominar sus respuestas emocionales ante lo que ocurra en clase, establecer procedimientos, distribuir los recursos materiales, llevar un seguimiento de los alumno, etc.

4.       Cualquier osa que ocurra en e aula aparece de forma simultanea con otra
Las múltiples tareas y dimensiones del aula no ocurren una a una, sin que se den de forma simultánea, especialmente desde el punto de vista del profesor. Mientras que un alumno esta inmerso en su trabajo en du trabajo, otro esta terminando y otro necesita ayuda. Los profesores prestan atención a numerosas aspectos a un mismo tiempo: el ritmo de trabajo, la precisión de las intervenciones de los alumnos, el desarrollo de las discusiones, etcétera.

5.       Lo que ocurre en el aula es imprevisible
Esta afirmación dirige nuestra atención hacia e echo de que en un medio tan activo y pluridimensional no es posible predecir de forma precisa el curso de los acontecimientos.

*¿A dónde nos lleva esta perspectiva?

El mejor camino para llevar a entender la completa naturaleza del trabajo del profesor es reconocer el alto grado de complejidad de la situación del aula. Las exigencias que las características del aula imponen sobre los profesores son inevitables y tienen una importancia crucial.
Desde esta perspectiva, podemos decir que las habilidades fundamentales que demanda la labor de enseñar son:
a)      Controlar el aula.
b)      Controlar las exigencias que genera la situación del aula. Se incluirían las habilidades necesarias para hacer frente a las características de la clase. Activo, publico, pluridimensional, simultaneo, imprevisible.

Al profesor se lo puede definir como a un director especializado en un medio que tiene características únicas, como a un coordinador del aprendizaje cuya labor principal  consiste n planificar, seleccionar y organizar actividades.

La perspectiva que surge del análisis de la situación  del aula nos recuerda que la planificación de actividades es la habilidad mas importante del profesor, esto supone mucho mas que limitarse a fijar objetivos y elegir un método de enseñanza: se trata de planificar las actividades sociales, las formas de conducta de los alumnos, el ritmo de trabajo y los aspectos no académicos de la clase.