Follow by Email

domingo, 5 de junio de 2011

LA AVENTURA DE SER MAESTRO

Tras veinticinco años de recorrido profesional, el autor afirma que se aprende a ser profesor por ensayo y error. En el camino deben sortearse  distintas dificultades, como elaborar tu propia identidad profesional, dominar las técnicas  básicas para ser un buen interlocutor, resolver el problema a dela disciplina y adaptar los contenidos al nivel de conocimientos del alumno.
Pensar y sentir
No se piensa que solo se abre la mente a los alumnos. También la del profesor se expande y se llena de nuevos matices y perspectivas mas amplias, y funciona la relación enriquecedora con los dos sentidos.
Hace tiempo, descubrí que el objetivo es ser maestro de humanidad. Lo único que de verdad importa es ayudarles a comprenderse a si mismos y a entender el mundo que les rodea. Para ello, no hay más camino que recatar el valor humano del conocimiento. Todas las ciencias tienen de origen aun hombre o una mujer preocupados por desentrañar la estructura de la realidad. Alguien alguna vez elaboro los conocimientos del tema que explicas, como respuesta  a una preocupación vital. Y ahora para hacer que tus alumnos aprendan la respuesta, no tienes otro camino que rescatar la pregunta original.
Necesito preguntarme que sentido tiene el  que yo me ponga ante un grupo, que espero conseguir, como conectar lo que ellos saben, lo que han vivido, lo que les puede preocupar, con los nuevos contenidos que voy a introducir, me tengo que divertir explicándolo y esto es imposible si cada año repito la explicación del tema como una salmodia.
La renovación pedagógica la necesito como una forma de encontrarme vivo en la enseñanza. Este es el objetivo, a pesar de las materias que enseñamos recuperar y transmitir el sentido de la sabiduría, rescatar para nuestros alumnos el sentido de lo fundamental permitiéndoles entenderse a si mismos y explicar el mundo que los rodea.
Las dificultades
*Identidad profesional
Cambiar tu mentalidad desde la posición de alumno que siempre has sido hasta descubrir en que consiste el ser profesor.
Al llegar al trabajo practico en la enseñanza, el profesor novato se encuentra con que tiene claro el modelo de profesor ideal, pero no sabe como hacerlo realidad, tiene claro lo que debería hacer en clase, pero no sabe como hacerlo.
La identidad profesional se alcanza tras consolidar un repertorio pedagógico y tras un periodo de especialización, en el que el profesor  novato tiene que volver a estudiar temas y estrategias de clase, ahora desde el punto de vista del profesor práctico y no del estudiante de magisterio.
Aquí, el problema de perfilar una identidad profesional estable requiere un autentico proceso de reconvención, en el que el elemento central consiste en comprender que la esencia del trabajo del profesor es estar al servicio del aprendizaje de los alumnos, esto requiere una actitud de servicio hacia los alumnos, el reconocimiento de la ignorancia como el estado natural previsible, aceptar que la primera tarea es encender el deseo de saber aceptar que el trabajo consiste en reconvertir lo que sabes para hacerlo accesible a un grupo de adolescentes.
Lo único verdaderamente importante son los alumnos. Esa enorme empresa que es la enseñanza no tiene como fin nuestro lucimiento personal, nosotros estamos allí para transmitir la ciencia y la cultura a las nuevas generaciones, para trasmitir los valores y las certezas que la humanidad ha ido recopilando con el paso del tiempo y advertir a las nuevas generaciones  del alcance de nuestros grandes fracasos colectivos. Esa es la tarea con la que tenemos que legar a identificarnos.        
*Continuación e interacción        
El profesor novato descubre enseguida que, además de los contenidos de enseñanza, necesita   encontrar unas formas  adecuadas de expresión, en la que los silencios son tan importantes como las palabras. El problema no consiste solo en presentar correctamente nuestros contenidos, sino también en saber escuchar, en saber preguntar y distinguir claramente el momento en que debemos abandonar la escena. Para ello hay que dominar los códigos y los canales de comunicación, verbales, gestuales  y audiovisuales; hay que saber distinguir los distintos climas que crean en el grupo de clase los distintos tonos de voz, etc.
*Disciplina                                                                                  
Definir funciones, delimitar responsabilidades, discutir y negociar los sistemas de trabajo y de evaluación hasta conseguir que e grupo trabaje como tal.
El razonamiento y el dialogo son las mejores armas.
*Contenidos y niveles
Yo también protesto por el bajo nivel con el  que llegan los alumnos, pero protestar no sirve de nada; tienes los alumnos que tienes, y con ellos no hay mas que una alternativa: o los enganchas en el deseo de saber, o los vas dejado tirados conforme avanzas en tus explicaciones.
*El orgullo de ser profesor
es posible que mucha gente piense que ser profesor no es algo socialmente relevante, pues nuestra sociedad solo valora el poder y el dinero, pero a mi me queda el desafío del saber y la pasión por comunicarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario